Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.

Ver Pólitica de Cookies
aceptar

Estufas de Biomasa

La formas más natural y confortable

Mostrando 1 - 3 of 3 elementos

La calefacción mediante pellets es la forma más económica y rentable de mantener caldeada la casa. Tenemos una deuda con el medio ambiente y con este sistema que utiliza un combustible totalmente ecológico bien sea la biomasa o los pellets, no aumenta las emisiones de CO2 a la atmósfera. Para el caso de los pellets, la presentación del combustible es muy cómoda, limpia y fácil de tratar y almacenar ya que viene en saquillos de distinto tamaño. Este combustible natural produce muy poco residuo en forma de ceniza por lo que simplifica la labor de limpieza y mantenimiento. Hay aspiradores de ceniza que nos facilitan la limpieza del cajetín de ceniza.

Se recomienda no usar cualquier tipo de pellets, a veces los más baratos contienen resinas que pueden hacer un tapón en el dosificador o en la entrada a la cámara de combustión. Se recomienda también no poner las virutas de pellets si están húmedas por el mismo motivo y porque podrían hacer algo de humo.

Si somos más románticos y nos gusta ver la llama viva, lo nuestro es una estufa de leña, de las de toda la vida. Las de obra son muy bonitas, pero presentan un problema y es que toda la casa huele a humo. Para evitar esta desagradable molestia para muchos, se recomienda las estufas de leña de hierro o forja con puerta de cristal templado. De esta forma podemos calentarnos y disfrutar del hipnótico baile de las llamas. Para evitar del todo cualquier olor, se recomienda con este tipo de estufas chimeneas que no se recargue de madera hasta haber consumido el existente.